Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Preparación de la entrevista

La entrevista laboral es la herramienta más utilizada en el proceso de reclutamiento de personal. Este primer encuentro con los postulantes a la oferta de trabajo es determinante para conocer su perfil y tener un proceso efectivo de selección.

Durante la entrevista, tanto postulante como empleador persiguen objetivos. Por una parte, el entrevistador pretende encontrar al candidato idóneo para la posición y, por la otra, el entrevistado desea conseguir el puesto por el que compite. Es importante asegurarse que para el logro de tales objetivos se trabaje con información veraz y comprobable.

Aspectos a considerar

Llevar a cabo una entrevista requiere cierta preparación para que los resultados obtenidos sean útiles y brinden información de valor que facilite la elección final.

La información proporcionada por el postulante debe ser cuidadosamente revisada y analizada debido a que de ella pueden surgir dudas sobre su experiencia laboral previa o algún aspecto académico que no se especifique con claridad. En este sentido, la entrevista es la oportunidad idónea para aclararlas. Para eso, es conveniente anotar las posibles preguntas acerca del entrevistado y cualquier aspecto que llame la atención en su currículum. Esto, con la finalidad de tenerlo presente durante la entrevista.

El diálogo debe llevarse a cabo en un tiempo breve y es necesaria una interacción que rompa la tensión que suele haber en una entrevista, lo que se logra con un ritmo ágil, audaz y espontáneo por parte del entrevistador. Este debe ser quien dirija siempre la conversación, por medio de preguntas abiertas que fomenten la explicación y generen un buen ambiente en el momento de la charla.

La honestidad es un elemento imprescindible en una entrevista laboral. Por lo que el entrevistador deberá comunicar las necesidades y particularidades del puesto para no crear falsas expectativas. De igual forma, el postulante enfocará sus esfuerzos en obtener la posición vacante, por lo que dependerá de la habilidad del entrevistador determinar la veracidad de la información y el detectar al candidato más apto para cubrir el puesto.

Ambiente sin tensión

Es necesario tener en cuenta que el entorno en donde se realice la entrevista condicionará los resultados del encuentro. Por esta razón, el diálogo debe llevarse a cabo en un lugar privado, en donde participen sólo entrevistador y entrevistado.

Se recomienda iniciar la entrevista con preguntas sencillas que generen confianza en el candidato. Es posible comenzar indagando en las dificultades que tuvo para llegar al lugar de la cita, la distancia, entre otras. Esto suaviza el primer encuentro y reduce la tensión en ambas partes. De igual manera, se recomienda evitar aquellos cuestionamientos cuya respuesta sea sólo "Sí" o "No", con la finalidad de obtener información completa.

Cuando el entrevistado relate alguna historia relacionada con su experiencia laboral no debe interrumpírsele, únicamente cuando resulte necesario obtener información específica sobre ese punto.

Si por alguna razón la entrevista se desvía del tema de interés, pueden emplearse frases como "antes de continuar" o "quisiera saber si…". Por medio de estas formulaciones, se evita perder el tiempo en información superficial y poco relevante para la empresa.

Respecto a la duración de la entrevista, se recomienda que ésta no se prolongue más del periodo necesario, sobre todo cuando no hubo la empatía necesaria entre el entrevistador y el candidato al puesto. En consecuencia, se simplificará la sesión respetando los tiempos establecidos para ella.

Por último, es necesario tener en mente que, además de ser una herramienta de selección, la entrevista puede representar el inicio de la relación laboral entre la empresa y el trabajador, por lo que es importante procurar las condiciones ideales para la presentación y el conocimiento de ambos.

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos