Fuente: Universia

11/10/2013

Temas relacionados Consejos

Los procesos de selección que realizan las empresas suelen ser bastante largos y tediosos, por lo que al momento de recibir la buena noticia de que has conseguido el empleo es normal que quieras salir a festejar y a contárselo a todo el mundo. Sin embargo, antes de decir que sí a la ansiada propuesta existen algunas cosas que debes concretar para irte en buenos términos de tu actual empleo. Para ayudarte a realizar esta transición de forma exitosa y no quemar ningún puente, te presentamos las cinco cosas que debes hacer luego de aceptar un nuevo trabajo.

  1. Vence tus nervios y habla con tu jefe
    Puede que te sientas un poco nervioso ante la perspectiva de comunicarle a tu actual jefe tu próxima renuncia. ¿Se lo tomará a mal? ¿Se negará a darme buenas referencias? Estas interrogantes surgirán en tu cabeza de forma natural. Sin embargo, debes considerar que si tu jefe es un buen profesional y aprecia tus labores querrá lo mejor para ti a largo plazo.
  2. Cuida los aspectos formales de tu partida
    Una vez que des tu notificación, recibirás un montón de papeles y planillas para llenar. Si tu empresa necesita que redactes una carta de renuncia formal, no te demores en cumplir con este requisito. Es esencial que para facilitar tu partida no descuides ninguno de los aspectos formales.
  3. Plantea soluciones
    Muéstrate proactivo y propón soluciones que puedan subsanar las dificultades que provoque tu renuncia. Organiza una reunión con tus colegas, explícales bien en qué consisten las funciones que deberán cumplir en tu ausencia y, de ser posible, sugiere un posible reemplazo para tu puesto.
  4. Mantente en contacto con tu nuevo empleador
    Incluso después de haber firmado tu nuevo contrato y decidido sobre tu fecha de inicio, es esencial que mantengas el contacto con tu nuevo empleador. Mantente atento y a las órdenes para proporcionar cualquier información extra que necesite.
  5. Aprovecha al máximo tu tiempo libre
    Si tienes la suerte de tener unos días libres antes de asumir tus nuevo rol, aprovéchalos para relajarte y mentalizarte para hacer frente a este desafío. Considera que probablemente falte bastante tiempo para que puedas tomarte nuevamente unas vacaciones.