Fuente: Dinero en Imagen

15/10/2014

Temas relacionados Consejos

Se sabe que el momento de la entrevista de trabajo es un paso vital para obtener o perder un gran trabajo, y es que muchas personas se preparan intelectualmente para ese momento, pero sus emociones les hacen perder la gran oportunidad.

Estar desempleado trae todo tipo de preocupaciones, desde no dormir, pensar que la competencia con otros candidatos será una lucha ferrea, el dinero que tenías para mantenerte se te está acabando, no puedes pasar más tiempo sin un trabajo, hasta creer que vas a tener que regresar a vivir con tus papás o de plano convencerte de que eres un fracaso.

No puedes llegar a la entrevista de trabajo con todas esas preocupaciones encima, debes reconocer que son pensamientos negativos y debes dejarlos ir, señala el sitio mindbodygreen.com.

La meditación consciente te puede ayudar, te hace más consciente de tus pensamientos y logras entender que tienes control sobre ellos, sobre tus sentimientos y acciones.

En lugar de quedarte atrapado en pensamientos de preocupación, la práctica de la meditación consciente te ayuda a mantener tus pensamientos enfocados en tareas productivas.

Las personas que la practican se concentran en sus habilidades y ponen las preocupaciones a un lado, disfrutan con la familia y amigos y reconocen que su carrera no define quiénes son.

Recuerda. Si te llaman a una entrevista de trabajo quiere decir que tienes las habilidades que se necesitan, lo que quieren los reclutadores es ver si te ajustas bien a la compañía.

Una estrategia muy valiosa de la meditación consciente te ayudará a tener tus pensamientos enfocados y tu cuerpo en calma. El objetivo es llevar tu atención al momento presente con ayuda de todos tus sentidos. Hazlo al momento de entrar en la entrevista.

  1. Mira la habitación y di para ti el nombre de cinco cosas que puedes ver.
  2. Mueve tu cuerpo, y di el nombre de cuatro cosas que puedas sentir.
  3. Ahora concéntrate en tu audición y nombrar tres cosas que puedas oír.
  4. Preste atención a tu sentido del olfato, y nombra dos cosas que puedas oler - o imaginar dos cosas que te guste oler.
  5. Nombra una cosa que puedas probar o di en tu mente: me gusta el sabor de…

Tal vez tengas que hacerlo más de una vez, pero la idea es traer tu atención al momento presente, utilizando tus cinco sentidos, así tu mente dejará de centrarse en el peor de los escenarios.

Tal vez todavía te sientas nervioso, pero muy seguramente estarás muy consciente de tus pensamientos, eso detendrá el ciclo de la preocupación y te centrarás en el aquí y ahora.

Si haces esta estrategia mantendrás tu ansiedad bajo control y te concentraras realmente en tus entrevistadores.