Fuente: Oficina Empleo

20/09/2017

Temas relacionados Indicadores Jóvenes Reclutador Redes sociales Tecnología

Una década atrás no imaginamos como nuestra vida personal iba quedar vulnerable ante los ojos de todo el mundo. Hoy, sin advertirlo, la era virtual proporciona los datos de dónde estamos, dónde vivimos, dónde trabajamos y prácticamente a qué hora nos dormimos. La situación no sólo impacta nuestra vida personal, sino que al ser un reflejo de nuestra personalidad es considerada por las organizaciones como un aspecto a revisar para temas de cultura organizacional, reclutamiento y tristemente acoso laboral. Por las anteriores razones es importante que consideres las siguientes razones por las que Facebook podría hacerte perder tu empleo:

1.- Una foto publicada sobre un evento en donde estés alcoholizado y drogado
Son varios los casos conocidos donde algún empleado de una compañía se ve involucrado pues no pensaría que lo realizado en un fiesta impactaría en su trabajo, y es que si bien en la vida personal cada quien es responsable de hacer lo que quiera, las empresas cuidan que sus empleados tengan comportamientos adecuados y que no manchen la imagen de la organización.

2.-Un mal comentario sobre un tema de carácter social
Al firmar un contrato y sobre todo si tienes un nivel medio, gerencial o alto, eres visto como un portador de la filosofía de la empresa, si realizas un comentario desafortunado sobre un tema social que represente algún signo de racismo, discriminación, violencia o cualquier otro rasgo negativo podría ser considerado por la empresa como una razón suficiente para rescindir el contrato pues estarías dando una imagen que no representa la filosofía y valores de la organización. 

3.- Si estuviste involucrado en un conflicto de amores o escándalo sexual (Porque los godínez también se divierten)
De la misma forma, los escándalos sexuales se han hecho virales en las redes sociales por haber casos en donde trabajadores o bien protagonizan un vídeo no apto para menores o se les ve realizando actos inadecuadas en las instalaciones donde deberían estar desempeñando su trabajo, en estos casos la razón es obvia y es totalmente razonable que existan sanciones y despidos. 

4.- Una opinión sobre tu empresa, tu jefe o algún compañero.
Si crees que las redes sociales son espacio abierto par que despotriques en contra de tu jefe o cualquier miembro de tu equipo de trabajo, piénsalo dos veces porque el mundo es muy pequeño y en Facebook más, así que cualquier comentario ofensivo, de burla o queja insistente, podría generar conflictos laborales innecesarios. Cualquiera que sea la razón de tu enojo, determina si es lo correcto desahogarse de forma pública, y debes tener aún más cuidados si tienes agregados a compañeros de trabajo. 

5.- Que faltes alegando enfermedad u alguna otra razón y te etiqueten en el desayuno con tus amigos.
Mentir bajo ningún motivo es justificable y en estos tiempos es aún más difícil ocultar cualquier información relativa a tus actividades, todo está en línea. Posiblemente se te hizo fácil faltar  a algún compromiso de trabajo y alegar enfermedad propia o de algún familiar e irte a disfrutar la vida un viernes y por descuido, algún amigo te etiqueta ventilando tu mentira y holgazanería. Aunque en sí solo el hecho no es propiamente justificación de un despido si podrías generar que estés constantemente observado por tu jefe y compañeros y  derivado ello,  se provoque  paulatinamente una tensión que te lleve a perder tu empleo.