Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Laborum

28/06/2016

Temas relacionados Consejos Entrevista

No hay fórmulas mágicas. No hay UN consejo que sirva. Todo varía de acuerdo al postulante y al momento de su postulación.

En esta nota encontrarás 10 sugerencias básicas que aplican a la mayoría de aquellos candidatos que quieren convertirse en el empleado con el que todos quieren contar entre su personal.

¿La imagen no es nada?

Si bien es bueno recordar que la imagen no lo es todo; es importante conservar una buena apariencia al momento de entrevistarte con un posible empleador. La imagen es una parte tuya, representa una porción de lo que eres por lo que es importante conservar una buena apariencia en función de lo que desees transmitir.

Tu CV vale más que mil palabras

Una buena manera de diferenciarte del resto de los candidatos es imprimiéndole tu sello a tu curriculum. Además de diseñarlo de manera original es fundamental cuidar y revisar la ortografía de tu redacción. Utiliza siempre el corrector de tu procesador de textos.

No traigas el pasado a tu presente laboral

Las quejas sobre tu nefasta salida de la empresa anterior, de lo malo e injusto que fue tu jefe o de lo mal que te trataban tus compañeros son sólo válidas para tu experiencia personal. En este instante lo mejor es que te enfoques en tu presente y en escribir una nueva historia de tu vida profesional.

Los obstáculos son la mejor salida

Todas las veces que te digan que no representarán el camino hacia tu mejor empleo.

Anímate a “venderte”

Siempre y cuando seas moderado y no caigas en un discurso demasiado egocéntrico, no dudes en enumerar tus aptitudes. Tu entrevistador quiere saber en qué sos bueno; quiere estar seguro de que vale la pena contratarte.

El “no” también está en tus manos

Si después de la entrevista no estás de seguro del empleo; si el empleador te generó incertidumbre, no te veas obligado en continuar con el proceso de evaluación. Puedes rechazar el empleo aún cuando sean los únicos con los que te hayas entrevistado.
 

Las mentiras tienen patas cortas…

Si no cumples con los requisitos del puesto, no envíes tu CV. A la larga, la empresa descubrirá que mentiste y que no estás capacitado para el puesto.

Estudiar el puesto 

Haber estudiado bien la descripción de la vacante a la cual te postulas implica poder mostrar cómo podrías resolver problemas o bien innovar en alguna de las tareas y/o proyectos que se te presenten.

Diles lo que quieren escuchar

Tu curriculum debe ser un documento que se adapte a las especificidades del puesto vacante. Si el empleador quiere leer que “mejoraste” o “resolviste” una determinada cuestión redacta tu experiencia para que sea eso lo que se vea primero.

El sí se hace esperar 

No te rindas ante los “no”; tal vez haya algo que no estés haciendo bien en el proceso de selección. Frente a esta situación lo mejor es analizar tu desenvolvimiento e intentar con otra estrategia. Reconocer lo que estás haciendo mal es el primer paso para mejorar tus entrevistas futuras.

Concéntrate en tus habilidades y manten tu originalidad. 

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos