Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: CNN Expansión

14/06/2016

Temas relacionados

Heather Tatroff siempre había querido ser banquera de inversión, atraída por la perspectiva de negociar importantes acuerdos corporativos y financieros. Así que tras obtener su MBA en la Booth School of Business de la Universidad de Chicago, estaba feliz cuando consiguió un empleo como banquera de inversión en JPMorgan en 2011.

A pesar de los duros horarios, Tatroff disfrutaba su trabajo. Pero algo le faltaba. Ella quería hacer cosas más emocionantes, llegar más rápido a una posición de liderazgo y tomar decisiones más grandes. Así que la joven dejó su trabajo en JPMorgan para trabajar en Silicon Valley en 2014.

"La posibilidad de obtener un ascenso y asumir más responsabilidad es mucho más frecuente en una empresa de tecnología que en un banco de inversión," explica Tatroff, jefe de personal en Chegg, una compañía de educación digital en Santa Clara, California.

Cada vez son más las mujeres que toman decisiones como la de Tatroff, y eligen empresas de tecnología antes que bancos de inversión. Creen que el sector tecnológico les ofrece la oportunidad de subir rápidamente los escalafones de la empresa y también una mejor compensación.
Las mujeres que estudian un MBA que quieren entrar en la tecnología creen que ganarán 98,000 dólares al año en promedio, sin incluir paquetes de acciones y bonos. Mientras que aquellas MBA que planean ir a la banca de inversión esperan una remuneración de 87,000 dólares en su primer año, según Universum, una firma de investigación de empleo.

1. LAS MUJERES QUIEREN SENTARSE EN EL ASIENTO DEL CONDUCTOR
Tanto las startups tecnológicas como Wall Street son célebres por tener horarios brutales. Ambos sectores no tienen el mejor récord en lo que respecta a la contratación de mujeres. Y en las últimas fechas han hecho un esfuerzo para mejorar las políticas de conciliación de la vida laboral y personal.

Con todo, esos factores no son el principal motor detrás de la elección profesional de las mujeres. No, estas ambiciosas mujeres valoran sobre todo el potencial de escalar rápidamente posiciones en su profesión, además de la oportunidad de hacer un trabajo más atractivo e interesante, y el buen sueldo.

Al mismo tiempo, ellas dicen que los bancos de inversión todavía tratan de sacudirse la mala imagen de la crisis financiera.
Wall Street puede haber dominado por décadas el proceso de reclutamiento de los MBA, pero la industria tecnológica ha ganado terreno rápidamente en los últimos años.

En la escuela de negocios Wharton School of Business, el 14% de los graduados de 2014 ingresaron en el ramo de la tecnología, frente al 6% de hace seis años. En comparación, los bancos de inversión atrajeron a la misma cantidad de estudiantes -14%- en 2014, un fuerte descenso respecto al 21% de 2010.

En Harvard pasó lo mismo, el número de graduados de MBA que se fue a trabajar al ramo tecnológico se duplicó en los últimos cinco años. Las escuelas no desagregan las cifras por género, pero el profesorado dice que las mujeres son las que lideran la tendencia, tanto o más que los hombres.

2. TRABAJAR MENOS, GANAR MÁS
Las mujeres que obtienen su MBA creen que no sólo ganarán más en el sector tecnológico, también trabajarán menos horas.
Quienes desean entrar en esa industria esperan trabajar 48 horas a la semana, mientras que las mujeres que entran a la banca de inversión creen que trabajarán 51 horas a la semana en promedio, de acuerdo con Universum.

"Las mujeres están cada vez más confiadas de que pueden tener éxito en trabajos tecnológicos", dice Jun Li, profesora asistente en la Ross School of Business de la Universidad de Michigan. "La industria de la tecnología siempre ofreció un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, pero no siempre fue tan competitiva con el sueldo en comparación con los trabajos en el sector financiero como lo es ahora", dice Li.

Varios veteranos de Wall Street, hombres y mujeres, también se han ido recientemente a las empresas tecnológicas. En marzo del año pasado, la directora financiera de Google Ruth Porat dejó Morgan Stanley por Silicon Valley. En julio pasado Laurence Tosi se unió a Airbnb como su director financiero después de trabajar en el banco de inversión Blackstone, y en 2014 Anthony Noto, otrora ejecutivo de Goldman Sachs se fue a Twitter para ser su director financiero.

3. LAS MUJERES EVITAN EL WALL STREET ‘ALIMENTADO POR LA TESTOSTERONA’
Las mujeres no se identifican con Wall Street y su cultura dominada por los hombres, asegura Matthew Bidwell, profesor de Wharton que investiga las tendencias profesionales. Y el comportamiento grosero de los hombres en películas como "El lobo de Wall Street" contamina única aún más esa imagen.

"La reputación de ese Wall Street machista y alimentado de testosterona es particularmente repelente para las mujeres", dice Bidwell. "Estos problemas de identificación, mucho más que la conciliación de la vida y el trabajo, parecía explicar por qué las mujeres no entraron en Wall Street".

Tabitha Salomon, por ejemplo, estaba lista para un cambio de carrera cuando empezó en la Harvard Business School.
Había trabajado en ventas médicas, y pensó que podría probar en la industria de la moda. Pero Salomon nunca tuvo a la banca de inversión en su lista de opciones profesionales.

"La banca en sí - los duros horarios, la impresión chauvinista que la gente tiene de la cultura - no hay nada atractivo sobre la banca, excepto la paga", expone.
Mientras estudiaba en Harvard, Google le ofreció una pasantía a Salomon. Tuvo reparos por el entorno predominantemente masculino del sector de la tecnología, pero terminó amándolo. "En la tecnología a las mujeres les va mejor que las que deciden dedicarse a la consultoría o la banca," dice Salomon, quien hoy es estratega global de Samsung.

4. LA CONCILIACIÓN DE VIDA Y TRABAJO ES IMPORTANTE
Las mujeres de la Escuela de Negocios de Harvard dicen que la posibilidad de tener hijos y una familia también juega un papel. Y las empresas tecnológicas generalmente tienen políticas de licencia parental más generosas y horarios más flexibles que los grandes bancos. Netflix anunció el año pasado un permiso parental de un año para todos sus empleados, tanto hombres como mujeres. Microsoft y Adobe también han mejorado sus políticas de licencia parental.

Pero lo más importante, ellas dicen que hay otra razón por la que eligen el sector de la tecnología: es una opción más de moda.
"El sector tecnológico se ha vuelto más grande y más atractivo para todo el mundo - es más popular", dice Luciana Baigun, con un MBA en Harvard y responsable de la estrategia internacional de Double Dutch, una aplicación de análisis de eventos.

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos