Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: InfoJobs

16/02/2015

Temas relacionados Consejos Empresas Reclutador

El lenguaje no verbal no miente y dice mucho de ti, así que cuando te presentes a la entrevista recuerda que los más mínimos detalles pueden ser cruciales.

A continuación te damos una serie de recomendaciones para que tu lenguaje no verbal no te traicione y salgas airoso en una entrevista de trabajo:

  1. No llegues tarde a la entrevista.

    Aunque parezca una obviedad, debes ser puntual cuando te presentes a una entrevista de trabajo porque así transmites seriedad, respeto y educación. Recuerda que si llegas tarde, además de hacer perder el tiempo al entrevistador (esos minutos son imposibles de recuperar), también puedes transmitir desinterés.
  2. No te vistas de cualquier manera.

    La vestimenta que elijas para una entrevista de trabajo es importante porque define tu estilo y tu manera de ser. Recuerda que todo cuenta: desde el color hasta la textura de la ropa. Por ejemplo, un color negro se identifica con profesionalidad o seriedad y unos vaqueros denotan informalidad.
  3. No dejes que los nervios se apoderen de ti.

    Ir con miedo a una entrevista te puede cerrar las puertas al puesto de trabajo al que aspiras porque el entrevistador lo puede percibir.

    Es importante que en el momento de conocer al reclutador, éste tenga la percepción de que eres una persona segura de ti misma. ¿Cómo? De entrada, saluda con un apretón de manos que sea firme (¡sin estrujar pero que tampoco sea flojo!) para transmitir confianza. Un aspecto que, aunque es obvio, también va bien recordar: asegúrate de que tus manos están limpias y que son agradables al tacto.

    También puedes transmitir seguridad en función de tu actitud y a cómo respondes a las preguntas: no dudes y sé sincero. Habla con firmeza, pero sin elevar en exceso el tono de voz. Asimismo, el hecho de inclinarse hacia delante durante la entrevista o asentir con la cabeza en ciertos momentos denota interés hacia lo que el reclutador está explicando.
  4. Evita realizar ciertos gestos.

    Durante la entrevista es importante evitar ciertos gestos que pueden perjudicarte. Cruzar los brazos (transmite inseguridad), mover continuamente las piernas (transmite nerviosismo) o no mantener el contacto visual con el entrevistador (transmite timidez) son aspectos que debes controlar.

Es importante que sepas identificar aquellos puntos de tu lenguaje no verbal que puedes mejorar, pues ello puede ayudarte a superar una entrevista de trabajo con éxito. Y es que, tal y como dice la escritora Elsa Punset, "el lenguaje no verbal es el lenguaje secreto de las personas. Decimos mucho más cuando no utilizamos palabras que cuando hablamos".

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos