Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Expansión

17/04/2015

Temas relacionados Empresas Redes sociales Tecnología Vacantes

Ya lo decía Itzhak Stern, el contable judío y mano derecha del empresario alemán salvador en la Lista de Schindler: "Fuera de estos márgenes (de una hoja de papel) se abre el abismo"... Quizá suene demasiado dramático, pero hay quien piensa que sin buenos contactos y un networking solvente que ayude a identificar las ofertas invisibles, lo único que se abre es un páramo laboral.

Más aún cuando la descripción de este escenario profesional pesimista lleva a algunos a decir que si no eres un candidato pasivo que pertenece a un grupo selecto en el que las empresas picotean y rotan las oportunidades laborales, tienes más bien poco que hacer para obtener un puesto de trabajo.

Un reciente informe de la Reserva Federal estadounidense en San Francisco coincide en que, en mercados como el estadounidense, no son los candidatos quienes deben buscar empleo, porque es el trabajo el que tiende a buscarlos a ellos. Esto, que suena de fábula para un grupo selecto de candidatos pasivos, puede resultar frustrante para el común de los mortales que rastrea un empleo, con estrategias tradicionales o incluso con modelos de búsqueda renovados.

Así, hay profesionales que podrían permitirse el lujo de ser pasivos. Lisa y llanamente, hay quien puede no hacer nada y esperar a que el trabajo llame a su puerta.

Suena radical, pero no es nuevo. La revista Forbes anunciaba ya hace meses que "2014 es el año de los candidatos pasivos", en un escenario en el que los reclutadores contactarán con ellos, porque esos candidatos pasivos van dejando "miguitas" en las redes sociales. Y ese rastro es el que siguen las empresas y reclutadores para conocer sus gustos y actividades.

Grupo selecto

Si, como asegura un reciente estudio de Lee Hecht Harrison, apenas un 20 por ciento de las ofertas está disponible, cabe preguntarse qué recursos y consejos eficaces les quedan a los candidatos, si es cierto que pesa tanto el porcentaje de ofertas ocultas y que sólo un círculo reducido tiene acceso a ellas.

Rafael Alcalde, cofundador de Jaratech Social Technologies -una start up de empleo que basa su estrategia de búsqueda en la creación de redes de contactos específicas- coincide en gran medida con las conclusiones de la Reserva Federal estadounidense.

Alcalde habla de grupos cerrados de candidatos a un puesto, o de una especie de elite en la que figuran aquellos que están superrelacionados y que van rotando de empresa en empresa (podrían ser los enchufados), y también aquellos que poseen capacidades interesantes, a quienes las empresas se están rifando.

El cofundador de Jaratech recuerda que cualquier compañía debe renovar cada año al 10 por ciento de su plantilla, "pero sólo se publica el 15 por ciento de las ofertas. El resto sólo se cubre por referencias, y esto supone el 85 por ciento de los empleos".

¿Cómo se accede a ese grupo selecto? Alcalde cree que sólo es posible si se está muy bien relacionado. Incluso en el caso de puestos "muy de base", para acceder a ese mercado de ofertas invisibles no queda más remedio que "tirar de referencias".

Aziz Zaghnane, director de marketing de Lee Hetch Harrison, considera que este escenario laboral debe ser visto en función del colectivo de profesionales. Y cree que el informe de la Reserva Federal "es exagerado, entre otras cosas, porque la cultura de búsqueda de empleo en Estados Unidos es muy distinta a la del mundo latino".

En todo caso, Zaghnane reconoce que incluso después de la crisis "el mercado oculto de ofertas de empleo se ha vuelto todavía más oculto". Y achaca este fenómeno a circunstancias como los costes o el hecho de que las compañías están más acostumbradas a despedir que a contratar.

Respecto de los costes, Zaghnane cree que los departamentos de recursos humanos han sufrido los planes de austeridad de las empresas, y esto hace que "sin gente ni presupuestos haya que recurrir a lo más barato, que es el networking".

El hecho de que las empresas estén más acostumbradas a despedir lleva a que, para retener a la plantilla (a los supervivientes) y que ésta siga rindiendo, no se publiquen las ofertas, para evitar malestar entre los empleados.

El experto añade que el que un 80 por ciento de las ofertas no lleguen a publicarse tiene que ver también con ciertas estrategias de las compañías: "Puede ser por motivos de confidencialidad, para no revelar pistas a la competencia; y algunas empresas prefieren recurrir a profesionales referenciados. Se trata de una cuestión de confianza, y al ser profesionales que se adaptan muy rápido, también suponen un ahorro en tiempo y formación".

Multiplica por siete tu efectividad

Puede que un escenario laboral en el que priman los candidatos pasivos y en el que sólo hay ofertas ocultas te resulte incómodo y presente obstáculos difíciles de superar si buscas un empleo. Pero es posible sobreponerse. Rafael Alcalde, cofundador de Jaratech Social Technologies, aconseja una estrategia diferente a los modelos tradicionales de búsqueda de trabajo, y que tiene en cuenta que no hay ningún sistema más eficaz que la creación de una red de contactos. Todo pasa precisamente por mantener la conexión con los empleadores, conectando con las personas: "En primer lugar, con los miembros de los departamentos de recursos humanos de las compañías que te interesen. Es relativamente fácil que acepten una invitación en LinkedIn. En segundo lugar, contacta con aquellos profesionales que ocupan un puesto de trabajo similar al que tú pretendes. Por último, trata de mantener contacto con aquellos que podrían ser tus jefes directos en los sectores que te interesan". Rafael Alcalde añade a esto la conveniencia de llevarse a Facebook todos estos contactos: "En la red social creada por Mark Zuckerberg es posible establecer un vínculo mucho más interesante. Si eres capaz de llevarte a Facebook estos contactos se multiplican por siete las posibilidades de que esa referencia sea verdaderamente eficaz".

Ser un 'crack' del 'networking' no basta

Aunque la red de contactos se haya convertido en una herramienta básica para encontrar empleo en un entorno de ofertas invisibles, debes tener en cuenta que la cantidad no sirve si tus relaciones son de baja calidad.

  • Determina quién merece la pena y a quién puedes considerar como contacto de alta calidad para que te ayude a conseguir un empleo.
  • Participa y sal al mundo real. Las redes sociales son instrumentos para establecer un primer contacto o para mantenerse al tanto de lo que sucede, pero las relaciones de verdad se producen cuando tienes delante a tu interlocutor.
  • Establecer contactos sólidos supone aplicar reglas como buscar contactos que estén alineados con nuestros valores y estilo.
  • Aunque una red de contactos se basa en el intercambio y en el apoyo mutuo, no hay que olvidar que requiere esfuerzo, paciencia y tiempo, y la finalidad es obtener un resultado. Al elegir a tus contactos, escoge aquellos que tengan objetivos comunes o que puedan aportarte algo para alcanzar los tuyos.
  • Conócete a ti mismo antes de lanzarte a la búsqueda de oportunidades de trabajo. Ten muy claro cuál es tu marca personal y aquello que te hará feliz en tu desarrollo profesional.
subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos