Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: InfoJobs

29/04/2015

Temas relacionados Consejos Empresas Reclutador

En los siguientes párrafos te daré un poco de ese poder y te describiré desde un punto de vista psicológico en qué pensamos, en líneas generales, los técnicos de selección cuando estamos entrevistando a un candidato.

Antes de empezar, me gustaría recalcar que un técnico de selección no es una máquina y por tanto puede tener prejuicios e ideas preconcebidas que perjudiquen a determinados participantes de un proceso de selección. La profesionalidad de un técnico de selección se traduce en dejar atrás esas connotaciones negativas y ver el potencial del candidato de la manera más objetiva posible, es decir, sin juicios personales que puedan perjudicar su candidatura.

El poder de las expectativas

Durante las fases previas a la entrevista personal (cribas curriculares, entrevistas telefónicas etc.), el técnico de selección genera unas expectativas sobre cómo será el candidato. Dichas expectativas provienen de datos objetivos y subjetivos. Por datos objetivos me refiero a aquellos que puedan ser contrastados por distintos técnicos de selección con el mismo resultado. Por ejemplo, un determinado nivel en un idioma, conocimientos técnicos o tener un cierto manejo con alguna aplicación informática.

Los datos subjetivos serían aquellos que dependen de la percepción del técnico de selección, es decir, dos entrevistadores podrían tener expectativas distintas ante un mismo CV. Por ejemplo, puedo pensar que el candidato tendrá unas buenas habilidades comerciales porque ha trabajado de vendedor o que tendrá una alta tolerancia a la presión debido a que ha trabajado en una consultora. Dichas expectativas deben contrastarse en la entrevista a través de preguntas que permitan reforzarlas o eliminarlas.

Lo importante en este aspecto es lograr que las expectativas objetivas se adecuen a la información que aparece en el CV. Por ejemplo, si ponemos que nuestro nivel de inglés es alto debemos estar lo suficientemente preparados para demostrarlo. Lo mismo ocurre con herramientas informáticas o con conocimientos más técnicos. Es importante ser realista y reflejar aquella información que realmente podremos demostrar. Revisa las expectativas objetivas que puede crear tu CV y ajústalas a la realidad.

La importancia psicológica de una primera impresión

Que las primeras impresiones son difíciles de cambiar es algo muy conocido y, lamentablemente, muy cierto. En muy poco tiempo determinamos cómo es una persona y ya decidimos dónde etiquetarla y qué forma de interactuación tendremos con ella. Y traducido al mundo de la selección, los entrevistadores nos formamos una imagen de cómo es el candidato y qué tal encajará en el proyecto con base en unos pocos minutos.

¿Qué ocurre en realidad? En Psicología Social se encuentra el concepto de Error de Atribución Fundamental, que hace referencia a que al percibir a los demás evaluamos sus conductas por elementos internos (es decir, su personalidad) y no por elementos externos (la situación que tienen en ese momento, por ejemplo que tengan un mal o buen día). Eso significa, que muchas veces equivocadamente nos formamos impresiones positivas y negativas que no se relacionan con cómo es verdaderamente el candidato.

Por este motivo hay que intentar dar la imagen más profesional en este primer contacto, ya que será difícil cambiarla en el futuro. ¿Qué elementos pueden ayudar? Una correcta puntualidad, ir vestido de manera formal, sonreír y todo aquello que permita que seamos bien percibidos por el técnico de selección durante los primeros minutos.

¿Cuál es el problema? Si tenemos un mal día daremos una imagen muy distinta a la habitual. Lamentablemente encontrar trabajo hoy en día es mucho más difícil, por lo que los requisitos se vuelven más exigentes. Tener una segunda oportunidad es muy difícil, por ello debes lograr causar la mejor sensación en la primera entrevista.

Cambiar el “chip”: los reclutadores son tu facilitador para encontrar trabajo

Muchas veces he escuchado que el trabajo de un técnico de selección es descartar candidatos, lo que hace que nos perciban como una amenaza en la entrevista. Sin embargo, lo ideal para un técnico de selección es localizar candidatos que puedan encajar en el puesto. Esto último, significa que realizamos bien nuestro trabajo y en definitiva, será lo que muestre que somos válidos en selección.

Por ello, la mejor manera de percibir al técnico de selección es como un facilitador y no como una amenaza. Todo ello te hará sentirte más tranquilo, lo que hará que demuestres todo tu potencial. Sin embargo, tampoco significa que puedas actuar con total confianza como si fuera un amigo. Debes separar bien los límites y lograr que tus acciones te lleven a ser su elección.

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos