Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: InfoJobs

25/06/2015

Temas relacionados Consejos Empresas Reclutador

En este artículo te damos algunos ejemplos (y consejos) sobre cómo afrontar preguntas difíciles y salir airoso de la situación.

  1. ¿Puedes hablarme de ti?

    Muchos candidatos esperan que su entrevista conste de preguntas directas, por lo que las preguntas abiertas suelen “descolocar” a más de uno. Es importante saber responder a esta pregunta con datos clave que resulten del interés de nuestro interlocutor, sin andarse por las ramas y aportando información específica que sea relevante para el puesto al que te presentas. No te equivocarás si mencionas, de forma breve, los siguientes puntos:

    • Experiencia profesional y resumen de tus logros
    • Formación académica
    • Habilidades aplicables al puesto de trabajo
    • Tus objetivos profesionales
    • Tus motivaciones para formar parte de la empresa
  2. ¿Por qué crees que eres el candidato ideal para el puesto?

    En esta pregunta el seleccionador te está preguntando, directamente, por qué debería escogerte a ti y no a otra persona. Tu interlocutor espera que respondas que tienes las cualidades y la experiencia que la empresa busca en sus nuevos empleados. Preparar ejemplos que incluyan tus habilidades y tus logros en el pasado te ayudará a responder fácilmente a esta pregunta; no dudes en relacionar estos logros y habilidades con los requerimientos de la oferta del puesto en cuestión.
  3. ¿Cuáles son tus debilidades?

    Quedarse en blanco ante esta pregunta es algo muy común, puesto que la mayoría de los candidatos suelen preparar, antes de la entrevista, discursos orientados a mostrar únicamente sus fortalezas o habilidades. Responder correctamente a esta pregunta no implica decir simplemente: “me cuesta trabajar bajo presión”, o “me agobio a la hora de trabajar en equipo”.
    La mejor forma de responder a esta pregunta es preparar algunas debilidades que puedan ser vistas como fortalezas, o, a su vez, mencionar ciertas debilidades que hayas conseguido superar en el pasado gracias a tu esfuerzo. Echa un vistazo a este ejemplo:
    - “En el pasado he sido demasiado crítico/a con mi trabajo, presionándome a mí mismo/a para no cometer un solo error. Estoy orgulloso/a de decir que, actualmente, he aprendido a confiar en mis habilidades, reconociendo aquellos aspectos en los que realmente necesito mejorar y optimizando mi tiempo y recursos.”
  4. ¿Por qué quieres cambiar de empleo?

    Obviamente, esta pregunta no es aplicable a los profesionales en paro, pero sí que resulta una pregunta que se realiza habitualmente a los profesionales en activo.
    La mayoría de los seleccionadores se sentirá satisfecho si admites que tus intenciones de cambio responden a motivaciones relacionadas con el aprendizaje, los nuevos retos profesionales y las nuevas responsabilidades. Es importante evitar respuestas que dejen en mal lugar a tus anteriores empleadores.
subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos