Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: OCC Mundial

11/05/2016

Temas relacionados

Usualmente concebimos el estrés ( en el trabajo y en cualquier aspecto de nuestras vidas) como algo negativo. No obstante, en cantidades moderadas (como todo), puede ser benéfico para ti.

El estrés bueno

Estar bajo un poco de estrés funciona como motivante; puede incrementar la concentración, la creatividad y estimular la retención de la memoria.

En 2013, científicos de la Universidad de Berkeley, en Estados Unidos, experimentaron con ratas sujetas a episodios breves de estrés agudo. Con ello descubrieron que sus hormonas del estrés (corticosterona) se elevaron al mismo tiempo que se duplicó la proliferación de nuevas células en el hipocampo, una región del cerebro relacionada con el funcionamiento de la memoria y las emociones.

Dos semanas más tarde, los científicos observaron que estas nuevas células contribuyeron a mejorar el desempeño de las ratas en diversas tareas, pues habían tenido tiempo de madurar y convertirse en neuronas funcionales que facilitaron la adquisición de nuevos aprendizajes.

Un poco de estrés es bueno en tu vida, pero el beneficio depende de cuánto tiempo estás bajo su estímulo y cómo lo manejes. Recuerda que cada cuerpo reacciona de manera diferente.

El rendimiento óptimo

Vayamos a más de cien años atrás, cuando los psicólogos Robert M. Yerkes y John Dillingham Dodson desarrollaron la ley Yerkes-Dodson, que relaciona el rendimiento con la ansiedad y su efecto en las tareas realizadas. Esta ley expone que es deseable (e incluso necesaria) una cantidad moderada de ansiedad para mantener el rendimiento óptimo. Si la ansiedad es excesiva, lleva a un nivel alto de estrés y afecta negativamente el rendimiento.

Llevémoslo directamente al trabajo: cuando tienes pocas tareas pendientes (o ninguna), nadie te pide informes de tu actividad y prácticamente sólo estás sentado en la oficina, ¿qué pasa? Tu productividad es baja y puede que llegues al aburrimiento.

Si, por el contrario, estás sumamente presionado, con trabajo pendiente apilado en tu escritorio y poco tiempo para hacerlo, tus nervios enloquecen, ¿cierto? Lo mejor es encontrar el punto medio, ese “nivel óptimo” que se marca en la curva.

Test: ¿tienes estrés bueno o malo?

Ya te hablé de los principales beneficios de tener sólo un poco de estrés en tu vida, ahora es tu turno de identificar si padeces estrés bueno o estrés malo. ¿Estás listo?

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos