Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Zumo de Empleo

03/07/2015

Temas relacionados Consejos Currículum Empresas Reclutador

¿Dirías que unas entradas para el próximo concierto de Springsteen por 350€ están bien de precio? ¿o pensarías que la gente está loca por pagar esa cifra? ¿o al contrario, tal vez estarías dispuesto a pagar el doble si fuera necesario con tal de no perdértelo?

La realidad es que lo que esas entradas valgan para ti depende de lo fan que seas del Boss y de lo que te haga sentir la idea de asistir al concierto.

Si no eres fan, probablemente no te interesan ni regaladas.

Y al contrario, si es exactamente la música que te gusta, el cantante que te pone en pie y te hace cantar, bailar, sentir y emocionarte con sus canciones, puede que llegaras a empeñar tu coche para conseguir dinero para ir a verle en directo – porque no quieres perderte lo que te va a hacer sentir ese momento.

¿Y qué tiene que ver esto con nada y especialmente, con mis dificultades para lograr el trabajo que deseo, oiga? Te me preguntarás.

Pues como yo te explico cosas que no te cuenta nadie más te lo cuento porque resulta que con tu candidatura te está pasando eso mismo:

No estás consiguiendo nada porque estás mandándosela a gente que no es “fan” tuyo, y no les interesa.

Este es un principio clave que probablemente no conoces porque piensas que lo que sigue funcionando (sí, funcionó durante un tiempo, es cierto) es “La ley de la estadística”: estadísticamente, cuantos más CV mande, más posibilidades tengo.

Negativo.

Francamente: es que tienes que olvidarte de las recomendaciones desfasadas que se centran únicamente en los aspectos más superficiales –y poco eficaces, la verdad- y empezar a darte cuenta que el juego ha cambiado por completo y tu búsqueda, tiene que cambiar por completo.

Y ahí va el principio que cambia todas las cosas:

Tu proceso de búsqueda, no va de ti.

En realidad va de ti antes de salir al mercado: va de ti cuando estás en casa (o en el campo paseando, vaya) reflexionando sobre lo que quieres, lo que deseas; tus objetivos, tus intereses, en definitiva: tu visión de la carrera que quieres tener.

Y cuando tienes eso decidido y tienes claras tus prioridades, tus objetivos, tus condiciones – y sales al mercado para conseguir eso que te has propuesto… en ese momento todo lo que haces para lograrlo ya no debe ir de contar lo que tú quieres, va de lo que le interesa y necesita la persona que tiene la capacidad de contratarte.

De la persona que tiene la capacidad de contratarte y es “tu fan” (potencial).

Porque es a quien le interesa lo que tú ofreces, es a quien le emociona lo que tú puedes lograr para él.

Cuando sales al mercado, tu objetivo es identificar quién es tu “fan potencial”, llegar hasta él y saber contarle tu historia.

El resto de gente, tus “no fans”, no van a interesarse por las entradas a tu concierto.

Y esto, señores, es la clave para conseguir trabajo.

Desarrollarlo tiene su miga, obviamente, tienes que saber hacerlo, ¿pero la ventaja?

Una de las ventajas es que ya no tendrás que salir a perseguir las ofertas en los portales de empleo.

Que dejarás de golpearte la cabeza contra la pared porque ya no te queda a quien pedir otro favor más y porque “la ley de la estadística” no está funcionando –ni va a funcionar, sorry. Hombre, como la lotería: a alguien le toca, pero ¿quieres poner en manos del azar algo tan importante como es tu futuro profesional?-.

Lo que funciona es dejarte de recomendaciones casposas y empezar tu Búsqueda Jedi en la que tomas el control de la situación y PROVOCAS que las cosas te ocurran en vez de quedarte sentado esperando a que te toque la lotería.

¡Fuerza y valor!

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos