Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Oficina empleo

27/10/2016

Temas relacionados Entrevista Reclutador

Todos sabemos lo violentos que son los primeros instantes de una entrevista. Pero hemos de saber que son cruciales. Dicen algunos expertos que “Las entrevistas se ganan o se pierden en los 20 primeros segundos, en las 20 primeras palabras y en los 20 primeros gestos”, por lo que llamado ‘warm up’ en inglés (calentamiento) cobra una especial relevancia. Así que nosotros vamos a ayudarte con algunas preguntas que pueden servir para romper el hielo con el entrevistador. Elige la tuya.

1. El tópico del tiempo

Parece un tópico pero las conversaciones sobre el tiempo son una manera efectiva de romper el hielo. Aunque creas que sólo sirven para el ascensor, son muy socorridas en otras situaciones, como en una entrevista de trabajo. Algo del tipo: “hace un día perfecto, parece que ha llegado la primavera”, o si llueve en ese momento puedes usar un “vaya tiempo más lluvioso, ¿verdad?, parece que nunca va a salir el sol”. Se trata de afirmaciones que no lo comprometen en nada, triviales, y que debe acompañar con una gran sonrisa o con alguna respuesta agradable.

2. Referencia al mobiliario o a la oficina

También puedes recurrir a comentar el buen ambiente que hay en la oficina, alguna obra de arte que hay en el despacho o incluso la decoración en general. Algo del tipo “me encanta la oficina, está decorada perfectamente”. Evita hablar de las fotografías que pueda haber en el despacho o de la ropa o joyas que lleva el entrevistador.

3. Ubicación física de la oficina o de la sede

Aunque en realidad no te guste el sitio en el que está la oficina, y te pille lejísimos de tu casa, siempre puedes buscarle un lado positivo a la ubicación para comentarlo y romper el hielo. “Está en un sitio perfecto la oficina, muy céntrica”. O algo del estilo, “está muy bien comunicada la oficina”.

4. Preguntas sobre el trabajo

Sin ser demasiado puntilloso, también podemos preguntar algo genérico sobre el trabajo. Nos referimos a algo del tipo “¿Cómo va la jornada de trabajo? Me imagino que está en plena hora punta, ¿verdad?”. Es la típica pregunta que siempre te contestarán de manera general y que a su vez puede servir para seguir hablando del tema.

5. Búsqueda previa

Las redes sociales nos ofrecen la posibilidad de buscar información previa sobre nuestro interlocutor. LinkedIn es muy útil para ello. De la experiencia profesional podemos encontrar puntos en común a los que aludir. Esto es muy útil una vez que se hace la presentación. Imagina algo del tipo: “¿Carlos Gutierrez? Ah, ¿por casualidad estuviste trabajando en tal compañía?”. Hay que evitar siempre temas como religión o política.

 

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos