Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Universia

19/10/2016

Temas relacionados Consejos

Son muchas las razones que pueden empujar a un profesional a buscar trabajo fuera del país. Mientras que algunos ven en esta relocalización una oportunidad para conocer nuevas personas y ampliar las redes de contactos, hay otros que buscan fuera del país lo que no pueden encontrar en donde residen, como ofertas laborales interesantes y bien pagadas. Sin duda, trabajar en el extranjero tiene sus beneficios pero para lograrlo, primero hay que vencer el proceso de adaptación y relocalización.

Mudarse de país para acceder a una buena oferta de empleo resulta muy atractivo para la mayoría de los profesionales, pero es un proceso difícil no solo para el trabajador, sino también para su familia. Esta relocalización lleva un tiempo de adaptación y si bien, esconde grandes beneficios asociados al crecimiento laboral y el conocimiento de nuevos lugares y personas, puede ser un problema si el profesional no se siente cómodo con su nuevo trabajo o surgen problemas familiares y personales en torno al tema.

La globalización del mercado laboral ha generado nuevas oportunidades para los profesionales asociadas a la movilidad en diferentes países. Hay quienes trabajan para empresas extranjeras desde su propio país, mientras hay otros que deben trasladarse al extranjero, lo que conlleva una relocalización laboral. Este proceso es difícil tanto para el profesional, como para su familia y por tanto, es necesario prepararse mentalmente, para sacar el máximo provecho de la situación.

Si tienes una oportunidad laboral en el extranjero y estás considerando mudarte de país, te dejamos cinco consejos para que puedas relocalizarte de manera exitosa.

  1. Pensarlo como una oportunidad de desarrollo: si bien, es un momento de cambios, es importante que percibas la situación de manera positiva, viendo en ella una oportunidad para el crecimiento, desde el punto de vista laboral como también personal.
     
  2. Aprovechar la experiencia: al momento de mudarte, tus energías deben estar enfocadas en aprovechar la experiencia que te ha tocado vivir. Ya sea que te relocalices solo o con tu familia, lo importante es enfocarse en la experiencia como oportunidad para aprender, conocer nuevas realidades y enriquecerse a través de ellas.  
     
  3. Apoyarse en la contención laboral y familiar: es necesario que las empresas sean transparentes y permitan conocer al profesional las implicaciones de la relocalización y lo ayuden en tal proceso. La familia también será fundamental para brindar apoyo en esta etapa, lo que le brindará una mayor seguridad al profesional.
     
  4. Intégrate con las personas del lugar: para una óptima adaptación, es esencial establecer vínculos con las personas que están cerca de ti. Conversa con tus compañeros de trabajo y vecinos, genera instancias para compartir más tiempo con ellos. Esto te permitirá estar acompañado en el proceso.
     
  5. Ten un plan B: porque nunca se tiene la certeza de saber si podremos adaptarnos al cambio, es importante contar con un plan B en el caso de que no funcione nuestra relocalización. Si esto sucede, no te deprimas y recuerda que de toda experiencia se puede sacar cosas positivas y nuevas enseñanzas.  
subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos