Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Universia

13/10/2016

Temas relacionados Jóvenes

Comenzar a trabajar mientras todavía estás estudiando puede ser una necesidad para cubrir gastos o una decisión propia, ya que consideras que te servirá ingresar cuanto antes al mercado laboral. Sea cual sea el motivo que te ha llevado a trabajar y estudiar al mismo tiempo, saber de qué manera compaginar estas actividades te ayudará a poder con todo. 

5 tips para organizarte si estudias y trabajas

  1. Lleva un calendario

La organización de tus días es fundamental para no pasar por alto una fecha importante, tanto del trabajo como de la universidad. Lleva una agenda o calendario en papel o virtual que te permita recordar cada entrega y hasta cada evento personal que sea importante y temas olvidar.

  1. Programa tu semana

Para estudiar y trabajar al mismo tiempo y no querer salir corriendo al tercer día, debes ser metódico y organizado; y en este sentido, tener tu semana programada te ayudará mucho a eliminar ciertas preocupaciones mínimas que cuando no las tienes bajo control, pueden dejar de afectarte. Esto va desde tener todos tus materiales de estudio al día como tu espacio de trabajo limpio con todo lo que necesitas a mano, pero también de organizar tu guardarropa y tus comidas, si es posible, para toda la semana.

  1. No te abrumes

Ya tienes bastante con estudiar y trabajar a la misma vez, por lo que hasta que tengas estas dos actividades muy bien compaginadas, no busques hacer otra cosa más. Además, es importante que le des cierta flexibilidad a tu rutina y que te tomes un tiempo para descansar, relajarte y desconectar de todo. Esto es fundamental para que puedas seguir adelante con tantas responsabilidades.

  1. Pide ayuda o delega responsabilidades

Mantener al tanto de tu situación tanto a tu grupo de estudios como a tu jefe, te servirá para que puedan darte una mano cuando lo necesites (por ejemplo prestándote apuntes) o para que tus superiores no te pongan más carga de la que ya tienes, por ejemplo pidiéndote que hagas horas extras. Apoyarte en los demás será bueno para poder sostener estas dos actividades tan exigentes, pero recuerda que nunca debes abusar de la buena voluntad del resto.

  1. Controla tus emociones

Habrá días en los que te sientas por demás cansado, estresado y hasta angustiado; por lo que debes cuidar tus emociones y no permitir que una mala nota o un olvido en el trabajo te hagan sentir frustrado. En este sentido, también debes saber que es normal que no puedas cumplir con todo al día en tus estudios y tal vez te atrases un poco para terminar, por lo que en vez de dar paso a las emociones negativas, piensa en lo que te impulsa y en la gran recompensa que tendrás por tus esfuerzos.

 

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos