Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Laborum

11/10/2016

Temas relacionados Actitud Consejos

Cuando enfrentamos un proceso de selección de personal hay que estar mentalmente preparados para enfrentar una decepción. No quedar y que sea otro el postulante contratado para el cargo es parte de las reglas del juego, y aunque sea duro, debemos aceptar esa realidad.

Convengamos que los encargados del proceso se ven frente a decenas de currículums y que solamente muy pocos de ellos llegarán a la recta final. No es llegar y calzar con el perfil requerido por el empleador y con su cultura organizacional, esto es algo que depende de numerosos factores que los encargados del proceso sopesan con mucho cuidado. Es difícil sobresalir.

Etapa tras etapa, suele suceder que a la instancia decisiva llegue una terna de candidatos. ¿Qué pasa con el resto? Así como son varias las razones que permiten seleccionar a las tres personas que se disputarán el cargo, existen múltiples motivos que pueden dejarte fuera de carrera.

Si en futuras postulaciones quieres estar mejor preparado y aumentar tus oportunidades de quedar seleccionado, es bueno que conozcas algunas de las principales circunstancias que afectan negativamente una postulación:

– Falta de competencias técnicas
La enorme mayoría de los postulantes que no resultan elegidos para un cargo fallan en lo más importante, que es la calificación necesaria para desempeñarse en éste; en otras palabras, las habilidades específicas que la posición les exige.

– Candidatos sobrecalificados
Es la otra cara de la moneda. Una gran cantidad de postulantes posee mucha experiencia, y si bien ello no es malo en sí mismo, puede ocurrir que en rigor el puesto disponible requiera de alguien menos experimentado. Ocuparse de posiciones menos exigentes respecto al perfil que uno presenta puede llevar a la frustración.

– Problemas de comunicación
Una falla frecuente es la forma de expresarse. En las entrevistas, hay que preocuparse de cómo uno habla, de la modulación y el uso de las palabras adecuadas. A veces el nerviosismo juega en contra. Lo recomendable es comportarse con naturalidad y no mostrarse rígido porque puede interpretarse como un indicio de que se falta a la verdad.

– No estar atentos al entrevistador
Mostrarse distraído, no responder de inmediato ni mirar a los ojos, son faltas que no se pasarán por alto.

– Falta de conocimiento sobre el cargo
A las entrevistas, es bueno llegar informados acerca del puesto al que se postula y sobre la organización. Del mismo modo, es bueno tratar de manejarse respecto de quién está frente a nosotros en cada entrevista y su rol, sea un psicólogo o un gerente de la organización.

– Llegar atrasado
Llegar a la entrevista después de la hora acordada sin una explicación o previo aviso puede ser decisivo. La puntualidad siempre es determinante para evaluar la responsabilidad del postulante.

– No transmitir nuestro valor agregado
La incapacidad para resaltar y hacer notorias nuestras competencias profesionales imposibilita que la contraparte comprenda el valor que uno como empleado le agregará al empleador. Nos quita visibilidad frente a otros candidatos y se interpreta como un signo de que probablemente no se destacará en el cargo.

– Hablar mal de nuestros empleadores
Nunca se deben hacer comentarios negativos sobre los lugares donde se trabajó antes. Es mal visto; basta con afirmar que uno anda en búsqueda de nuevos horizontes laborales y nuevas oportunidades.

– Publicaciones en redes sociales
Es un factor subjetivo, pero influyente. Los procesos de selección incluyen un análisis de la información pública que existe sobre un candidato, lo que invariablemente lleva hasta las redes sociales, y hay estudios que demostraron que lo que allí se publica puede detener las oportunidades de un postulante para seguir compitiendo. 

– Falta de habilidades blandas
No basta con tener la experiencia ni los atributos técnicos, las habilidades emocionales y sociales como la capacidad de comunicarse, la asertividad, la empatía, el trabajo en equipo, la responsabilidad y el carisma, se valoran cada vez más.

 

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos