Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Expansión

14/10/2015

Temas relacionados Consejos Empresas Reclutador

¿Sabes venderte bien para convencer a quien puede ofrecerte un puesto de trabajo? Dominar el discurso del ascensor personal para destacar del resto es hoy un arte muy complicado. Si ya es difícil cautivar a un reclutador en lo que dura una canción, la cosa se pone aún más difícil si descubres que ni siquiera cuentas con tres minutos, y que los seleccionadores apenas dedican seis segundos a tu currículo. Además, esa vida laboral antes indispensable ya no cuenta apenas, pues cada vez menos reclutadores atienden sólo a esa trayectoria de experiencia y conocimientos.

Si realmente ya nunca más tendremos control sobre nuestro currículo y resulta complicado llamar la atención de quienes pueden ofrecernos un trabajo -y convencerlos de que somos el candidato ideal- no nos puede extrañar que tras un periodo largo de tiempo sin encontrar empleo -después de pasar por numerosos procesos de selección y entrevistas en las que nos rechazan- la frustración profesional sea casi insuperable.

La cuestión es cómo generar la motivación suficiente para volver a levantarnos y hacer que nuestro discurso del ascensor personal sea creíble (que nos lo creamos nosotros en primer lugar) y podamos convencer a la próxima empresa que decida entrevistarnos.

  • Aceptarlo y seguir: Nekane Rodríguez, directora general de Lee Hecht Harrison, afirma que "no hay una fórmula mágica para solucionar esta situación frustrante. Se debe pasar y aceptarla. Pero no hay alternativa a seguir intentándolo, porque no encontrar trabajo no puede ser una opción, y hay que continuar. O te enfrentas a la próxima entrevista o sólo tienes la opción del fracaso. Eso es lo que condena a muchos al paro de larga duración".
  • Momento para cambiar: Cristina Vilanova, directora de márketing de Catenon, insiste en la necesidad de trabajar la motivación, aunque el momento profesional sea delicado, pues todo se transmite. "Se trata de una magnífica ocasión para reciclar nuestro saber hacer, para actualizarnos y para estudiar qué profesiones emergentes están siendo más demandadas y dónde podemos aportar".
  • Vilanova añade que "vamos hacia un mercado laboral global en el que las formas de colaboración con las compañías van a ser múltiples, y en eso debemos tener la mente abierta. Participaremos en proyectos para diferentes compañías, en equipos remotos, donde cada uno aportaremos nuestro talento único. En parados de larga duración todavía tiene más importancia estudiar estas vías de colaboración, que les vuelvan a insertar en el mercado laboral. Existen plataformas que ponen en contacto a empresas, que publican sus proyectos con posibles proveedores de todo el mundo. Si somos buenos en algo, ¿por qué no buscar plataformas donde ofrecer nuestros servicios para compañías de cualquier parte del mundo?
  • Revisar estrategias: Nekane Rodríguez sugiere que "si todo te ha salido mal quizá debas revisar ciertos presupuestos y acciones. Analiza si haces lo que debes. Quizá estés actuando bien, pero tal vez no encajas en esos puestos en los que te has estado empeñando". Angeles Tejada, directora general de public affairs de Randastad, coincide en que "si te rechazan, debes revisar tu comportamiento, cómo planteas tu currículo, si te adecuas al mercado laboral... Plantéate qué estás ofreciendo a tu interlocutor y trata de cambiar aquello que no funciona.
  • Jorge Cagigas, socio de Epicteles, aconseja prepararse lo mejor posible para el puesto; que no haya duda de que es el ideal para uno. Esto tiene que ver con cómo me reinvento. En realidad es un paso anterior a la tan traída y llevada reinvención profesional. Se trata de definir el puesto ideal y las capacidades que debo tener para que esto suceda. Para minimizar la frustración, debes creer o convencerte de que, por muy necesitado que estés para aceptar ese puesto, las dos partes estáis a la par cuando se trata de tomar una decisión. Y ten en cuenta que tú también tienes la posibilidad de decir que no. Eso te evitará estar más tiempo del necesario en determinados procesos.
  • Dedícate a otra cosa: Cagigas pregunta: "Si en el mejor momento profesional en otro puesto de trabajo te hubieran ofrecido lo que ahora buscas, ¿lo habrías aceptado? Hay que pensar que muchas veces las oportunidades no eran las adecuadas. No lo fuerces por muy necesitado que estés, porque eso te generará mucha más frustración. No puedes transformarte tanto que llegues a encontrarte incómodo en un traje laboral que no es el tuyo".
  • Ángeles Tejada coincide en que "si aplicas a un tipo de posiciones para las que siempre te rechazan, deberías plantearte que quizá puedas trabajar de otra cosa, en otro sector".

Un 'discurso del ascensor' personal eficaz

Tras una serie de fracasos en entrevistas de trabajo y procesos de selección cabe preguntarse cómo es posible aplicar eficazmente las estrategias propias del 'discurso del ascensor' a la propia carrera profesional para venderse adecuadamente a pesar de los rechazos. Para convencer a un reclutador en lo que dura una canción hace falta dedicación previa: es necesario conocerse muy bien uno mismo; saber lo que uno quiere y lo que la empresa necesita; dominar los cambios y nuevas tendencias del mercado laboral, y estar seguro de que las capacidades profesionales con las que se cuenta son las adecuadas. Ese trabajo previo de planificación es precisamente lo que ayudará al candidato a ser muy convincente sobre lo que puede aportar:

  • Debes tener una gran habilidad para sintetizar y comprender los valores de la compañía. Eso te llevará a demostrar tu aptitud para el puesto.
  • Puedes admitir que hay aspectos que desconoces, pero no olvides destacar cuáles son tus ventajas competitivas y qué te diferencia de tus competidores.
  • El reclutador prefiere conocer por qué tu proyecto es algo más que una solución puntual. Comunica tu estrategia a largo plazo.
  • Explica cómo te vas a anticipar a las demandas del mercado y cómo conseguirás los recursos necesarios para lograr esa anticipación.
subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos