Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Adecco

01/03/2016

Temas relacionados Actitud Artículos Consejos Entrevista

Hoy en Adeccorientaempleo te explicamos por qué no es recomendable hacer las siguientes preguntas antes de despedirte de tu entrevistador:

1. ¿Cuándo podría coger mis vacaciones? Si aún no sabes si comenzarás a trabajar en la empresa, mostrarte más preocupado por tus días de descanso que por iniciar tus tareas te hará ver como un candidato poco dispuesto a esforzarse.

2. ¿Es cierto el rumor de…? Nunca lleves cotilleos a las entrevistas. Moverte con información de esta clase es propio de personas conflictivas, también predispuestas a llevar y traer chismes a la oficina.

3. ¿Controlan el uso de internet? Si quieres mostrarte como alguien en quien confiar, no despiertes suspicacias en los entrevistadores. Querer saber si estarán controlando el uso que hagas de las herramientas de trabajo presupone intenciones de querer utilizarlas para otros fines.

4. ¿Podré realizar cambios en mis horarios? No pidas excepciones ni beneficios especiales sin ni siquiera tener el puesto de empleo. Más adelante podrás negociar algunas de estas cuestiones en caso que realmente sea necesario. Igualmente, es mejor que aceptes el empleo solo cuando estés dispuesto a cumplir con todos los requerimientos del puesto.

5. Información básica sobre la empresa: ¿A qué se dedica la empresa? Esta información y otra vinculada al trabajo y al sector en que se desempeña la compañía se encuentra dentro de los temas que debes investigar y profundizar antes de la entrevista. En caso contrario, pasarás por un candidato poco profesional o sin interés en el puesto.

6. ¿Cuándo podría conseguir mi primer aumento o promoción? Hacer este tipo de preguntas cuando estás recibiendo una propuesta laboral es demostrar disconformidad con respecto a esa propuesta. La empresa puede pensar que consideras que su oferta no es suficientemente buena e interpretar que, por ello, pondrás poco interés en las tareas asignadas.

7. ¿Qué tal estuve durante la entrevista? Presionar al entrevistador para saber si tienes posibilidades de obtener el puesto nunca es una buena estrategia, ni siquiera cuando sientas que se trata de una persona abierta y amable que no tendría problema en responderte. La mejor opción es enviarle después una carta de agradecimiento y dejar pasar 3 o 4 días (o los que el entrevistador haya indicado) para llamarle y saber cómo continúa el proceso de selección.

La clave a la hora de realizar las preguntas al finalizar una entrevista es interrogar a tu interlocutor sobre el trabajo y la empresa, no sobre los beneficios personales o excepciones que te gustaría que tuvieran contigo. Recuerda que las empresas buscan personas capaces de trabajar en equipo. Si te presentas como un candidato egoista, centrado sólo en tu propia situación y a quien no le interesa contribuir al avance de la compañía, difícilmente vean en ti a un buen aspirante para el puesto. Todas las demás cuestiones son temas que podrán tratarse una vez que hayas sido seleccionado.

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos