Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Blog del INAEM

29/08/2016

Temas relacionados Contratación

Hoy en día el objetivo de cualquier persona que está en búsqueda de empleo es conseguir firmar un contrato de trabajo, pero a veces ese deseo nubla todo lo demás y firmamos sin saber muy bien lo que estamos firmando y, en consecuencia, con qué nos estamos comprometiendo.  Firmar un contrato de trabajo implica que estamos de acuerdo en todo lo que en él se recoge, incluyendo categoría profesional, horarios, salarios, convenios, tipo de contrato, cláusulas, etc… Si no lo leemos antes, puede que luego nos llevemos una sorpresa.

¿Qué tengo que tener claro cuando firmo mi contrato de trabajo?

Antes de firmar el contrato deberemos, si no leer concienzudamente, repasar al menos estos cinco puntos clave que os indicamos a continuación:

Tipo de contrato de trabajo

En la actualidad hay varios tipos contratos de trabajo que se pueden organizar en cuatro grandes grupos: los contratos indefinidos, los contratos temporales, contratos en prácticas y contratos para la formación y el aprendizaje. Es importante saber qué tipo de contrato estamos firmando porque será importante de cara no sólo a la duración del mismo si no también de cara a las condiciones laborales tanto durante como a la finalización del contrato de trabajo. El tipo de contrato de trabajo viene especificado en la primera hoja, justo antes del epígrafe Datos de la Empresa, o bien en la segunda página del contrato donde se recogen las Cláusulas Específicas del tipo de contrato y que vendrá marcado con una cruz.

Datos de la empresa contratante y mis propios datos personales

Es importante comprobar no sólo los datos de la empresa sino también mis propios datos personales: que estén correctamente reflejados mi nombre y apellidos, número de DNI y seguridad social… Por lo general no suele haber fallos en este punto pero nunca está de más repasar que todo esté correcto, y si detectamos cualquier error, comunicarlo antes de firmar para que la empresa pueda subsanarlo para así evitar dilatar el cierre de la contratación.

Categoría y puesto de trabajo

Debemos saber qué categoría y puesto de trabajo vamos a desempeñar para confirmar que todo lo comunicado en la entrevista de trabajo sea así. Este es el momento perfecto para comentar y resolver cualquier duda que nos surja al respecto, pues la categoría y puesto de trabajo hacen referencia tanto a las funciones que voy a desempeñar como al salario y condiciones laborales que voy a tener.

Condiciones del contrato (horarios, duración del contrato, periodo de prueba, salario, vacaciones y convenio colectivo de referencia)

Probablemente este sea uno de los puntos más importantes y donde menos nos fijamos, pues lo damos por sentado. En cuanto al horario, puede que venga especificado concretamente o puede que haga referencia simplemente a si es jornada parcial o completa, indicando el total de horas a la semana, al día, etc. Deberemos contrastar lo que el contrato refleja con la información que se nos transmitió en la entrevista, al igual que lo referente a la duración del contrato o el periodo de prueba del mismo.  Por lo general en el contrato también se hace referencia a la duración de las vacaciones en cómputo anual: según la duración del mismo nuestras vacaciones serán de una duración o de otra (lo habitual es que por cada mes trabajado nos correspondan dos días y medio de vacaciones). En cuanto al salario, la mayoría de las veces indica las siglas S/C, que significa según convenio, por eso es tan importante conocer el convenio colectivo de referencia, que aparece o bien en la cláusula séptima del contrato, o bien al final del mismo, dentro de las Cláusulas Adicionales.

Cláusulas adicionales

El apartado de cláusulas adicionales recoge todo aquello importante de cara a las condiciones laborales que no se ha podido reflejar en los epígrafes anteriores. Por lo general es el más específico de la empresa. Aquí se pueden indicar aspectos referentes a la movilidad funcional o geográfica del puesto, a temas relacionados con la prevención de riesgos laborales, el uso de datos personales, etc. Es importante repasar estos aspectos también de cara a cualquier duda que nos pueda surgir en este sentido.

Una vez que firmas el contrato aceptas que todo lo reflejado es correcto, es aceptado por ti y te comprometes a desarrollarlo, de ahí la importancia de revisar todos estos aspectos antes de firmar el contrato de trabajo. Para completar información puedes consultar tanto la Guía laboral editada por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social como la web del Servicio Público de Empleo Estatal en su apartado Contratos de trabajo.

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos