Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Be Executive

11/08/2016

Temas relacionados Consejos Entrevista

Cuando un candidato acude una entrevista laboral, frecuentemente se enfoca en describir lo que ha hecho en puestos anteriores y a confiar en su capacidad para improvisar ante preguntas desconcertantes. La razón es que, con base en ello, el reclutador decidirá si lo contrata o no.

Ese punto de vista es equivocado, pues el reclutador ya sabe las funciones realizadas por el candidato, pues vienen en el currículum. Más bien, un reclutador entrevista para conocer la actitud del candidato, entendida como la suma de su personalidad, profesionalismo y liderazgo, vitales para cualquier puesto al que aspire.   

Para salir exitoso de la entrevista, debes comportarte como el vendedor del producto más valioso: tú mismo. Como tal, nunca debes ofrecer las características físicas o procesos de creación del producto (persona) sino hablar, más bien, de lo que ofreces al consumidor (reclutador) y los beneficios que otorgas al comprarlo (contratarlo). Asimismo, es importante que no menciones siquiera las leyendas en letra pequeña que todos los productos (personas) esconden, para que el comprador (reclutador) no se entere de aspectos que minimicen o pongan en duda tus características positivas.

Cuestiones tan sencillas, como llegar a tiempo a la cita, utilizar un lenguaje apropiado, sonreír, responder a las preguntas con la velocidad adecuada, cuidar tu higiene personal y la ropa que portas… son elementos que sirven al reclutador para conocer a una persona en menos de una hora. Bien dicen que una imagen vale más que mil palabras y, en el área de recursos humanos, guste o no, es un factor determinante.

Existen, además, tres características que pueden generar mayor impacto en el reclutador:

  1. Seguridad personal: debes saber quién y cómo te sientes contigo mismo para proyectar seguridad. Para detectarla, los reclutadores evalúan:
  • Se eres dinámico durante la entrevista, te adelantas a las preguntas o abundas en tus respuestas, sin exagerar.
  • Cuenta si en tu vida personal realizas actividades semejantes a las del puesto que solicitas. Es común que los pasatiempos tengan que ver con la actividad profesional que se desempeña. No es de extrañarse que alguien que se postula para analista de mercado, guste de resolver preguntas complejas.
  • Hablas con propiedad y expresas correctamente las ideas.
  • Sonríes, te muestras amigable, miras a los ojos, eres respetuoso y cortés.
  • Entablas relaciones y no eres antipático.
  • Toleras la frustración, eres paciente y sabes resolver problemas.
  1. Ética profesional: se refiere al respeto que muestras hacia la empresa para la que trabajaste o actualmente trabajas, para rus jefes o ex jefes y, en general, la ética e interés por tu profesión. Para ello, el reclutador evalúa:
  • Si maneja un alto grado de responsabilidad con el mínimo de supervisión. Debes de mencionar situaciones en las cuales hayas tomado decisiones relevantes por iniciativa propia.
  • Si te identificas con tu empresa anterior. Para mostrar sentido de pertenencia, debes de hablar como si la empresa fuera propia, por ejemplo, decir: “Llegamos a ser la empresa líder en ventas…..”
  • Si analizas o examinas alternativas de solución antes de actuar. Las empresas no buscan personas que no se equivoquen, sino que sean capaces de resolver los problemas derivados de los errores en que se incurrieron.
  • Si eres humilde para reconocer que no sabes todo y que requieres de actualización. Es comprensible que un candidato no lo sepa todo, pero también que demuestre que desea aprender o que tome la iniciativa de capacitarse por cuenta propia.
  1. Liderazgo: un líder compromete a las personas a realizar su trabajo por la satisfacción personal o por el bien común. Un verdadero líder logra que las cosas se hagan con gusto y o con miedo, ni con tal de ganar una recompensa. Para saber eres líder, el reclutador evaluará:
  • Si eres visionario. Si adquiriste experiencia antes de concluir tus estudios, puedes denotar poseer visión de futuro. Asimismo, si durante tu trayectoria laboral o estudiantil has hecho actividades más allá de las que se te exigían…son aspectos que destacan como propositivo.
  • Si narras cómo has reducido al máximo, en costo y tiempo, lo procesos de trabajo.
  • Si eres innovador. Respetas las normas y acuerdos que están establecidos, pero también propones nuevos, por ejemplo, al simplificar el trabajo o disminuir la pérdida de información con un formato elaborado por ti mismo.

En ocasiones, aunque profesionalmente no cumplas al 100% con el perfil que busca la empresa, el reclutador evalúa durante la entrevista muchos otros aspectos que, de cumplirse, pueden hacerte subir un peldaño más en el proceso de selección.

De ahí que algunos reclutadores sorprendan al entrevistador con preguntas raras o capciosas sobre temas fuera de contexto, familiares o que realicen, inmediatamente después de la entrevista, exámenes psicométricos.

Si no tienes la actitud adecuada y no sabes comunicar tus talentos, el reclutador no puede percatarse de ellos. Así que antes de acudir a una entrevista laboral, debes identificar y practicar qué aspectos te distinguen como profesionista, hacerlos muy notorios y dar rus mejores respuestas durante la charla con el reclutador.

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos