Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: Be Executive

26/07/2016

Temas relacionados Consejos Entrevista

Prepararse para mostrar un perfil apropiado en los exámenes psicométricos puede hacer la diferencia entre obtener o no un empleo.

Compilados de preguntas, tareas o instrucciones que suelen descontrolar a más de un solicitante de empleo, los exámenes psicométricos influyen en gran medida en la decisión de los empleadores acerca de contratar o no a una persona.

Un examen psicométrico consiste en una medida estandarizada de algún atributo específico de un candidato. Tales atributos pueden variar entre las personas, como el estilo de trabajo, las habilidades cognitivas, las diversas reacciones emotivas y la personalidad. La cuantificación de dichos atributos permite al empleador generar el perfil de la persona y, a través de éste, vislumbrar qué tan capacitado se encuentra para las funciones del puesto, qué tantas habilidades prácticas tiene, o si su personalidad se adecúa a los requerimientos específicos de la vacantes.

Existen varios tipos de exámenes psicométricos que se aplican dependiendo de los requisitos del puesto en cuestión. A continuación, se presentan algunas definiciones de los tipos de exámenes y recomendaciones que se pueden seguir al momento de resolverlos.

  • Pruebas de inteligencia

Sirven para medir capacidades o procesos cognitivos como el razonamiento abstracto, verbal y numérico; la percepción; y la velocidad de reacción. Como su nombre lo dice, un tipo de examen como éste intenta medir la inteligencia (IQ), mas no conocimientos de alguna área en específico. La mayoría de este tipo de pruebas consiste en contestar en una hoja de respuestas los reactivos presentados en un cuadernillo que consta de varias secciones. El tiempo de repuesta es limitado. Las preguntas abarcan operaciones matemática variadas, frases con vocabulario cotidiano, laberintos, secuencias de matrices, rompecabezas y grupos de números.

Ante una prueba de inteligencia es recomendable contestar el mayor número de reactivos posibles –si existe duda en uno de ellos, es mejor saltarlo y pasar al siguiente-, y llenar - y borrar- perfectamente bien los óvalos de la hoja de respuestas, ya que el lector electrónico que codifica es muy sensible al carbono del lápiz.

  • Pruebas de habilidades

Sirven para medir algunas formas de proceder, estilos de trabajo o desempeño, principalmente a lo que habilidades se refiere. En otras palabas, encontrar la forma en la cual el candidato labora y debe ser supervisado, además de qué aspectos lo motivan a trabajar. La prueba de estilos de trabajo más conocida en las áreas de recursos humanos o selección es Cleaver, que consta de una lista agrupada de adjetivos que el candidato debe marcar según su grado de identificación con ellos.

Para salir airoso de este tipo de pruebas se sugiere contestar dando mayor peso a obtener el empleo y un menor peso a la forma cotidiana de pensar. Algunas personas evitan responder a frases que parecieran delicadas con tal de parecer los candidatos ideales, pero realmente incurren en un error. Por ejemplo, responder que se es “temeroso de Dios” no mide postura religiosa, sino la actitud ante una figura de autoridad y el respeto a la ley. Por eso, sería conveniente decir que sí se concuerda con esa frase si el candidato se postula a ocupar un puesto operativo o subordinado a otro.

Otros de los aspectos que se deben de tomar en cuenta a la hora de contestar un examen de este tipo es evitar repetir algunos roles que socialmente podrían ser considerados como malos. Por ejemplo, si un candidato se postula para operar un puesto de ventas, al empleador le serviría que reportara identificarse con adjetivos como “agresivo”, “asertivo”, “obstinado” o “impulsivo”. Si el candidato se postula para mercadotecnia o publicidad, puede reportar cierto grado de tendencia a mentir. O bien, si se postula para un puesto de finanzas o contabilidad, que se perfile con adjetivos de “interesado” o de “alta importancia económica” no es negativo, sino que lo hace más apto para ocupar el puesto.

  • Pruebas de la personalidad

Sirven para reportar rasgos de la personalidad del examinado, como el grado de agresividad, ansiedad, temperamento y socialización. Además, se descartan trastornos psiquiátricos severos. Este tipo de pruebas incluye algunos que son proyectivas, como dibujar una figura humana. Se recomienda que el dibujo esté lo más centrado posible en la hoja, ocupando un 80% del espacio, de frente, con un trazo firme y con todas las partes del cuerpo completas. Lo ideal es omitir todo tipo de detalles, tales como relojes, carteras, bolsas, botones, braguetas, pues ellos brindan más aspectos de interpretación al reclutador. Al dibujar se sugiere empezar por el género propio y luego el opuesto.

Esta prueba no mide la habilidad en el dibujo, por lo que no es necesario esmerarse en hacerlo artístico o muy rebuscado. Además se debe tomar en cuenta que borrar mientras se dibuja puede interpretarse como conflictos en esa zona específica. Además de dibujar, se solicita que se escriba una historia sobre esa persona. El candidato debe dejar en claro en su redacción que aquella persona es feliz, tranquila, exitosa y sin agobios. Se ha comprobado que absolutamente todos los dibujos reportan rasgos negativos, pero no hay de qué preocuparse, pues esta prueba es sólo para descartar problemas psicológicos severos y empatar la personalidad del candidato con la que requiere el puesto según sus funciones.

Dependiendo de las tareas específicas de cada prueba, una sesión de examinación psicométrica puede llegar a ser muy estresante. Para manejar mejor esta ansiedad, existen algunas recomendaciones prácticas que puede seguir el candidato a ser examinado:

  1. Llega 20 minutos antes y permanece sentado hasta que te llamen; eso facilita la relajación.
  2. Toma un vaso de agua antes de entrar a la sesión para reducir la ansiedad, ya que el agua ocupará la cavidad abdominal.
  3. Ejercita el control de respiración para fijar la atención y aumentar la concentración.
  4. Si se te dificulta algún reactivo, respira hondo y lento, ya que ayuda oxigenar mejor el cerebro y encontrar la solución.
  5. Procura que el horario de la aplicación sea por la mañana, para que te encuentres mentalmente más fresco.
subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos