Puedes indicar un puesto, carrera u oficio
¿Cómo utilizar el buscador?

Fuente: CNN Expansión

23/02/2016

Temas relacionados Consejos Empresas

Premiar el talento, olvidarse del enfoque de intercambiabilidad de la industria en la que nadie es indispensable y fomentar el balance entre la vida personal y la laboral son estrategias que las compañías deberían seguir para frenar la pérdida de capital humano, recomendó Manuel Hernández Pacheco, profesor de Educación Corporativa de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC).

La inestabilidad monetaria, sumado a la corrupción, burocracia y crimen frenan la atracción de inversión extranjera a México y genera un panorama poco alentador para la creación de empleos, de acuerdo con el informe The Global Competitiveness Report 2015-2016 que realizó el World Economic Forum (WEF).

La crisis migratoria, los conflictos internacionales, los eventos climáticos extremos y el terrorismo son las principales amenazas que a nivel global generarán inestabilidad social, desempleo estructural y subempleo concluyó el informe The Global Risks Report 2016 del WEF que complica aún más la perspectiva laboral para 2016.

Para hacerles frente se requiere de estrategias de blindaje que garanticen la continuidad operativa de los negocios, por ello las compañías se deben enfocar no sólo en la rentabilidad y el sentido comercial sino también en garantizar una plataforma de talento humano que esté alineada con un mercado más exigente, recomendó Hernández Pacheco.

“Debemos soltar ese esquema de intercambiabilidad del pasado en el que se entendía que nadie es indispensable, ahora se debe dar peso a la valía de la individualidad de cada uno de nuestros colaboradores, esa es la parte más importante”, destacó el experto en habilidades gerenciales y liderazgo.

La gran pregunta, tanto para las empresas como para sus empleados, es cómo lograr una relación laboral duradera cuando la norma en todo el mundo es que ya nada está hecho para durar, impulsado por las exigencias de innovación, aceleración y velocidad.

Hernández Pacheco asegura que se requiere retener al talento humano y la única forma para lograrlo es llegar a acuerdos en los que exista un verdadero balance de vida y trabajo en el que el empleado encuentre su lugar dentro de la compañía y ésta impulse su crecimiento.

“El reto es poder conectar el grado de contribución que tiene una persona hacia un objetivo global a partir de las actividades que está generando, eso es un esquema de meritocracia que define de quién podemos prescindir y a quién realmente necesitamos en las empresas”, dijo.

Desde la visión de las personas, comentó Hernández, el blindaje debe basarse en elevar el nivel de exigencia que nos autoimponemos para tener una ejecución perfecta, pero destacarla con una comunicación efectiva.

subir

Periférico Sur No. 4271, Col. Fuentes del Pedregal, Tlalpan 14149, Ciudad de México.

Síguenos