Fuente: Publimetro

17/04/2013

Temas relacionados Consejos Empresas Reclutador

¿Sabias que los mexicanos tardan entre seis meses y hasta más de un año en conseguir su primer empleo? Esta es la realidad para 42 por ciento de jóvenes universitarios y recién egresados del país.

Margarita Chico, especialista en el manejo de recursos humanos, explicó que 21 por ciento de dicho sector invierte entre seis meses y un año en concretar una oportunidad, mientras que a otro porcentaje igual le cuesta más de 12 meses. "El 54 por ciento de quienes demoraron hasta un año en conseguir una plaza, consideran que ello obedece a la falta de oportunidades; 42 por cientio porque las empresas no confían en los jóvenes y 4 por ciento porque la carrera que estudió tiene poco campo laboral", apuntó.

Frente a este panorama, el sitio finanzaspracticas.com.mx explicó que encontrar empleo es un trabajo de tiempo completo, por lo cual es necesario que los jóvenes inviertan su esfuerzo, entusiasmo y sus conocimientos de forma inteligente y eficaz.

Para reducir el tiempo de espera y no perder las ganas, apuntó, los estudiantes deben construir un perfil laboral –a través de su currículum y redes sociales– acorde a la plaza de su interés, postularse sólo en las vacantes que correspondan a sus conocimientos y prepararse y ser puntual en las entrevistas de trabajo.

Con la finalidad de hacer más fácil la búsqueda del primer empleo, sin perder tiempo y esfuerzo, dicho sitio web te recomienda:

1. Diseña tu perfil laboral. Toma en cuenta no sólo la preparación académica sino tus preferencias y aptitudes. Piensa qué te gusta hacer y cuáles son tus habilidades –por arriba del promedio– para resolver problemas o desarrollar actividades. También considera las limitaciones que tienes para ocupar un puesto: horarios, disponibilidad de viaje o cambio de residencia.

2. Planea dónde y cómo buscar. Además de las tradicionales secciones en periódicos y revistas, una opción viable e importante son los portales de internet que concentran anuncios y ofertas laborales. Muchas empresas cuentan con su propia bolsa de trabajo, disponible en su sitio web, donde puedes consultar las vacantes que existen y los perfiles requeridos.

3. Elabora y organiza tu curriculum. Vende tus conocimientos conocimientos y experiencias. Este documento debe ser corto (no más de dos cuartillas), estar bien organizado y tener una presentación impecable. Ten cuidado con la ortografía y la construcción gramatical. Sólo incluye la información relevante para el trabajo que buscas, de nada sirve mencionar la educación primaria y secundaria cuando buscas un puesto de nivel universitario. Si quieres citar seminarios, diplomados, congresos o prácticas profesionales, sólo menciona los que se relacionan directamente con tu profesión o plaza para la que aplicas.

4. Sé congruente con tu perfil. Buscar ofertas de trabajo para cargos para los cuales no estás capacitado o que requieren un perfil diferente, es una pérdida importante de tiempo y esfuerzo. Tampoco es recomendable elegir ofertas que estén muy por debajo de tus capacidades. Lo anterior es frecuente en momentos de crisis financiera y escasez laboral, pero al final del día ello sólo provoca frustración, bajo rendimiento y nulas oportunidades de desarrollo o asenso.

5. Infórmate sobre la empresa. Es importante investigar: las características de la compañía o institución. Eso sirve para entender mejor el perfil que requieren y valorar qué tanto se adecua a tus necesidades y expectativas.

6. Prepárate para las entrevistas. Invierte tiempo en preparar la entrevista y los exámenes específicos. Antes de hablar con el reclutador, repasa la información que conoces sobre la vacante y la empresa solicitante. Haz un auto examen de las motivaciones que te llevan a competir por dicha plaza y recuerda los conceptos e información que ayuden a demostrar tus ganas de aprender, el liderazgo, la proactividad y la creatividad con que posees.

7. Sé puntual. Planea la ruta para llegar al lugar de la entrevista y sal con suficiente anticipación para evitar llegar tarde. Lo ideal es arribar 15 minutos antes de la cita. Recuerda que este encuentro refleja mucho de quién eres y el entrevistador se formará una idea de tu persona, a partir de ese momento.

8. Elige la vestimenta adecuada. Tienes que dar una impresión de pulcritud. Si la compañía y el puesto lo requieren, usa ropa formal, pero que sea lo suficientemente cómoda para estar relajado y expresarte con libertad.

9. Evite caer en la desesperación. Uno de los errores más frecuentes es entrar en pánico y ceder ante la ansiedad de no encontrar el trabajo adecuado. Es muy importante que no te dejes vencer por el miedo.

Trata de conservar la calma y manténte optimista.